Internacional

Intenciones anti religión en Bahréin

Al Wifaq: conversión de una de las mezquitas derruidas en “un parque” es un desprecio a la religión y una provocación para los sentimientos.

La Comunidad de la Concordancia nacional Islámica en Bahréin “Al Wifaq” describió a los movimientos oficiales para convertir una de las mezquitas derruidas en Al nowaiderat, en un  parque, como un desprecio a la religión y a los valores y que es un menosprecio de las leyes y normas religiosas y que es un ataque a los sentimientos de los ciudadanos y un antagonismo de las normas del Islam.

Y explicó en una comunicado hecho público, que hay noticias de convertir la mezquita de Abu Dzar Al Ghifary, sita en medio de la urbanización Al Nowairat y que fue derruida de forma vengativa e ilegal en la época del mando militar, en un parque público el cual se considera una clara provocación de los sentimientos de los ciudadanos y de los valores islámicos.

Y aclaró Al Wifaq que este proyecto encierra intenciones anti religiosas y que, en lugar de reconstruir 38 mezquitas derruidas de forma vengativa e ilegal, se procede y se fomenta la conversión de esa mezquita en un parque público en un paso que refleja el grado de desprecio que tiene respecto a los santuarios de los ciudadanos. E indicó que las justificaciones de la demolición de las diez mezquitas de Al Nowairat y Barbora  eran contradictorias entre la versión oficial y la versión del informe del comité de investigación el cual alega según responsables en el Gobierno que los motivos de las demoliciones eran por seguridad mientras otros responsables en el mismo gobierno alegan no disponer esas mezquitas de licencias oficiales. Y con la contradicción de los motivos y justificaciones, lo cometido por la Autoridad fue una vergüenza y un deshonor del Estado y se debería tratar y enmendar en lugar de aportar justificaciones necias para ello.

Indicó también que la mezquita de Abu Dzar Al Ghifary se demolió el 19 de abril de 2011 por las autoridades en una serie de excesos y violaciones que llevó a cabo y que el techo de dicha mezquita se hizo caer encima de las cabezas de los que estaban en interior de la mezquita donde también había copias del sagrado Corán y de imploraciones que se excavaron todos con los escombros sin considerar su condición de sagrados, y anotó Al Wifaq que dicha mezquita se había construido desde hacía más de setenta años y que disponía de licencia y documentación en el Archivo de las Propiedades Religiosas Jaafarites bajo el nombre de Abu Dzar junto con plano oficial del certificado catastral en el que se especificaba el nombre de la mezquita, su ubicación y su área. Y dijo Al Wifaq que los argumentos vertidos de que las mezquitas demolidas no disponían de licencias, no podían resistir frente a las realidades de la historia que confirma que la edad de algunas de esas mezquitas sobrepasaba la edad del propio gobierno actual y que algunas de ellas tenían cientos de años. E indicó que esas mezquitas estaban construidas en terrenos privados de La Propiedad Islámica y que existen normas y leyes para estas propiedades en todos los sectores islámicos, explicando que actuar en estos terrenos es una infracción de la ley, la legislación y de la moralidad en todos los sentidos.

| 05/12/2011