Opinión

Canciller emiratí propone iniciar relaciones abiertas con el enemigo sionista y eliminar la causa palestina

Bajo el pretexto de “buscar la paz”, la monarquía de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), patrocinadora de “estrechar los lazos” con el enemigo sionista y una de las fuentes de financiación de los grupos terroristas takfiríes, propuso a sus colegas árabes “sacar a la luz” las relaciones secretas mantenidas con el régimen sionista.

Es el resumen de las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores de los EAU, Anwar Gargash, ayer jueves 28 de marzo en una entrevista al medio emiratí “The National”. Gargash  propuso un “cambio estratégico” en la relación con la ocupación israelí a Palestina.

El Canciller emiratí opinó que la decisión de los países árabes de no tener contacto directo con los israelíes “fue errónea” y complicó la búsqueda de un arreglo pacífico al conflicto.

En su opinión, el contacto entre los países árabes y la entidad sionista que ocupa Palestina irá ampliándose en los próximos años “gracias a pequeñas transacciones bilaterales y visitas de políticos y atletas”.

El funcionario emiratí, cuando menciona la “paz” y “solución al conflicto”, no se refiere en absoluto a la “iniciativa árabe” de dos Estados, un plan respaldado por la ONU, Unión Europea y la mayoría de las naciones. Al contrario, Gargash habla claramente de “otra solución” parecida al proyecto estadounidense conocido como “acuerdo del siglo” que pretende reconocer a “Palestina ocupada” como Estado judío cuya capital es la Ciudad Santa de Al Quds.

“Si continuamos a este ritmo (de relaciones con el régimen sionista de Tel Aviv), creo que dentro de 15 años el diálogo se concentrará en los derechos iguales en un solo Estado”, dijo Gargash, explicando que la existencia de un Estado “ya desaparecido” no será practico, en alusión a Palestina.

De todos los países árabes, solo Egipto y Jordania firmaron tratados de paz con el régimen sionista usurpador de Palestina, en 1979 y en 1994, respectivamente.

 

| 29/03/2019