Líbano

Tribunal libanés condena al “príncipe del Captagon” a diez años de prisión

El llamado “Príncipe del Captagon”, el Emir saudí Abdel-Mohsen bin Walid bin Saud Adelaziz bin Al-Saud, junto a su guardaespaldas, el también ciudadano saudí Yahya al-Shammari, fueron condenados cada uno a diez años de prisión.

Un tribunal libanés dictó este miércoles la sentencia de diez años de prisión para el príncipe saudí detenido desde 2015 por “tráfico de drogas”, y una multa de diez millones de libras libanesas (3.500 $). El fallo añade que la condena será reducida a seis años.

El guardaespaldas de la figura real, el ciudadano saudita Yahya al-Shammari, también cumplirá igual sentencia.

El tribunal halló al miembro de la familia real saudí culpable de “contrabando de drogas”, tras analizar que el príncipe intentó sacar de Líbano y llevar en su avión privado a Arabia Saudita dos toneladas de captagon, una anfetamina de amplio uso por terroristas y paramilitares.

En el momento del arresto, el príncipe negó tener conocimiento de los contenidos de los paquetes y responsabilizó a Shammari de la carga.

También dictaron penas de prisión por un año y multas a los sauditas Bandar Sharari, Ziad al-Hakim y Mubarak al-Harthy, participantes en la operación de narcotráfico, aunque salieron en libertad por tiempo servido.

 

| 28/03/2019