Opinión

Presidentes latinoamericanos “pronorte” lanzan el foro Prosur para aislar a Venezuela

Los mandatarios de siete de los 12 países sudamericanos se reunieron el viernes en la capital de Chile a puertas cerradas en una breve cumbre para lanzar el Foro para el Progreso de América del Sur (Prosur).

Tres horas duró el encuentro de presidentes latinoamericanos que el mandatario chileno, Sebastián Piñera, convocó para este viernes en Santiago. Tres horas en las que el argentino Mauricio Macri, el brasileño Jair Bolsonaro, el colombiano Iván Duque, el ecuatoriano Lenin Moreno, el paraguayo Mario Abdo, y el propio Piñera pusieron en común la fórmula para levantar un organismo de integración regional.

Los mandatarios suscribieron una declaración conjunta en la que reafirmaron la propuesta de “construir y consolidar un espacio regional de coordinación y cooperación, sin exclusiones” con el objetivo de “avanzar hacia una integración más efectiva que nos permita contribuir al crecimiento, progreso y desarrollo de los países de América del Sur”, indica el documento.

El texto presentado por Chile señala que el único objetivo de Prosur sería servir como “espacio de debate, coordinación, integración y colaboración regional” sin responder a “ideologías políticas, ni a gobiernos de turno”.

Asimismo se plantea una estructura “flexible y liviana” y señala como requisitos para formar parte del foro “la vigencia del Estado de derecho, la separación de poderes, y la promoción y respeto por los derechos humanos y libertades fundamentales”.

Sin embargo, tan inofensivos argumentos parecen estar lejos de la realidad, y políticos y organizaciones de diferente signo han advertido que incluso antes de nacer, este Foro está signado por una fuerte carga ideológica de derechas.

Muestra de ello es la exclusión del presidente legítimo de Venezuela, Nicolás Maduro, y la invitación, en cambio, del autoproclamado presidente “designado” Juan Guaidó, aunque este no pudo asistir.

Asimismo los principales promotores de Prosur, Chile y Colombia, han sido los abanderados de las campañas para intentar aislar a Venezuela en la región y han seguido al pie de la letra los designios de Estados Unidos y el grupo de Lima en contra de ese país.

“Prosur es algo especulativo, ambiguo, que nace del alunamiento de algunos países frente a Venezuela, no tiene una identidad regional”, sostiene el periodista y analista internacional Raúl Sohr.

“Hablamos de Prosur pero, en realidad, los países que participan en el evento son más pronorte, buscan alianzas con EEUU”, añade recordando encuentro entre Bolsonaro y Donald Trump de esta semana en Washington.

 

| 23/03/2019

miguel angel recoba

Los nazisionistas quieren favorecer y seguir las ordenes de eeuu e israel