Opinión

El golpista Guaidó regresa a Venezuela “amparado” de embajadores extranjeros y amenazas de EEUU

El Gobierno de Venezuela abortó otro plan de Washington que quería utilizar la situación judicial de su protegido Juan Guaidó como pretexto de una escalada contra Caracas, tal como amenazaban los funcionarios estadounidenses.

Al contrario de su misteriosa salida de Venezuela, Guaidó regresó el lunes a Venezuela a través del Aeropuerto Simón Bolívar de Caracas, tras una gira regional para obtener apoyo a su “golpe de Estado” contra Nicolás Maduro.

En el aeropuerto le esperaban los embajadores de España, Alemania, Brasil, Francia y Portugal y los encargados de negocios de EEUU, Chile, Países Bajos y Rumanía. Además de una multitud de sus seguidores.

Guaidó regresó amparado de amenazas estadounidenses. El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pemce, advirtió este lunes que cualquier amenaza contra el autoproclamado “presidente encargado” de Venezuela Juan Guaidó tendrá una “respuesta rápida”.

“Cualquier amenaza, violencia o intimidación contra él no va ser tolerada y se va a encontrar con una respuesta rápida”, dijo Pence en Twitter, cuando se teme que Guaidó pueda ser detenido por haber burlado una orden judicial que le prohibía salir de Venezuela.

A diferencia de las especulaciones internacionales sobre la posibilidad de una aprehensión inmediata de la llegada de Guaidó a territorio nacional, las leyes judiciales de Venezuela reflejan que las detenciones se realizan en virtud de una orden judicial o en flagrancia, que el delito se esté cometiendo en el momento.

En ese sentido, la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, informó que serán evaluadas las medidas legales correspondientes contra Juan Guaidó, luego de su llegada al país.

Rodríguez recordó que Guaidó transgredió el pasado 23 de febrero la orden de limitación de salida del país decretada por el Tribunal Supremo de Justicia.

Asimismo, calificó al líder opositor como conspirador de ataques contra la institucionalidad y la democracia venezolana, con la anuencia de gobiernos extranjeros, quienes pretenden derrocar el presidente legítimo y constitucional, Nicolás Maduro.

 

| 05/03/2019