Líbano

Hezbolá asegura que podría convertir el Ejército libanés en el más poderoso en la región

El secretario general de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasrolá, ofreció este miércoles un discurso, con el cual envió varios mensajes de fuerza y desafío tanto para el interior como para el exterior.

Durante su intervención televisada, en la conmemoración del 40 aniversario del triunfo de la Revolución Islámica en Irán, el jefe de Hezbolá negó la existencia de un conflicto saudita-iraní, sino que en realidad, apuntó, la guerra es entre Estados Unidos e Irán, mientras Arabia Saudita y otros países del Golfo son herramientas de Washington.

“Irán no estará solo en caso de una agresión estadounidense”, afirmó el líder de la Resistencia en su mensaje a Estados Unidos y al enemigo israelí, tras explicar que desde el triunfo de la Revolución Islámica en Irán, Estados Unidos y sus herramientas como Arabia Saudita y algunos países del Golfo insisten en su guerra contra Irán “porque es un Estado soberano y no acata, como otros, las ordenes de Washington”.

“Desde el principio, Irán estuvo al lado de Palestina y apoyó los movimientos de Resistencia”, agregó Nasrolá. Asimismo aseveró que “Estados Unidos perderá en su guerra contra Irán”.

“Hoy en día, el eje de la Resistencia es más fuerte que nunca, (…) e Irán es el país más poderoso e influyente en la región”, aseguró.

Hezbolá conmemora el 40 aniversario del triunfo de la Revolución iraní

Nasrolá subrayó que tras el triunfo de la Revolución iraní, el déspota Sadam Hussein inició una cruel guerra contra Irán que duró ocho años, “con el apoyo de todos los Estados del mundo a excepción de Siria y unos pocos”. “Esto ocurrió antes de que existiera Hezbolá, Hamas o la guerra en Siria”, recordó Nasrolá a los que dicen que la postura contra Irán está relacionada con el apoyo que brinda a Hezbolá o al presidente sirio Bashar al Assad.

Tras citar los grandes logros de Irán en todos los niveles, culturales, científicos, deportivos y militares…, Nasrolá aseguró que el Gobierno iraní tiende la mano de “amistad y fraternidad” a todos los países vecinos, incluidos aquellos que en el pasado “intentaron cortar esa mano”.

En relación con Líbano, el líder de Hezbolá afirmó que Irán se ofrece a ayudar el Gobierno libanés y suministra al país “todo lo que pueda necesitar” para solucionar sus problemas, energía eléctrica, medicamentos, construcción… etc. y todo a coste muy bajo.

Sayyed Hassan Nasrolá dijo que está dispuesto “como amigo de Irán” a proporcionar al Ejército libanés sistema de defensa aérea para protegerse del enemigo israelí, es más, prometió “convertir el Ejército de Líbano en el más poderoso en todo Oriente Medio”. Para conseguirlo al Líbano le hace falta “soberanía verdadera, valentía y decisión”, indicó Nasrolá, recordando que Estados Unidos no permite que “nuestro ejército sea fuerte”.

“¿Por qué damos la espalda a ese amigo y ofrecemos nuestros cuellos a otros?”, se preguntó Nasrolá.

| 07/02/2019