Líbano

Nueve meses después de las elecciones parlamentarias, Líbano por fin tiene Gobierno

El primer ministro designado de Líbano, Saad Hariri, anunció la formación de su gobierno de 30 ministros y puso fin a un estancamiento de casi nueve meses de debate.

Nueve meses después de las elecciones parlamentarias, Líbano por fin tiene Gobierno. El anuncio la noche de este jueves 31 de enero, desde la Presidencia del país, de un acuerdo para la formación de un Ejecutivo de unidad nacional acaba con meses de arduas negociaciones entre Saad Hariri y el resto de formaciones políticas.

Hariri se disculpó por la tardanza en formar el Ejecutivo, algo habitual en Líbano. El presidente Michel Aoun le encargó formar gobierno el pasado 24 de mayo, tras recibir el apoyo de 111 diputados del total de 128 del Parlamento.

“El Gobierno tiene una agenda que no puede retrasarse”, dijo en rueda de prensa el primer ministro. El nuevo Gobierno “tendrá que hacer frente a numerosos retos económicos y sociales”, a los que se suman “la situación regional y las amenazas israelíes”, aseguró.

El nuevo Gabinete incluye a miembros de todos los partidos políticos. Las carteras están repartidas de forma igualitaria entre cristianos y musulmanes.

Según la Constitución libanesa, adoptada en 1926 y de inspiración francesa, el presidente debe pertenecer a la comunidad cristiana, el puesto de primer ministro es reservado a un suní y el presidente del Parlamento ha de ser un chií. Las 18 comunidades y sectas religiosas que componen el mosaico libanés tienen además cuotas de poder en ministerios, parlamento, ejército y otras autoridades. Un reparto de poder que intenta conservar la diversidad de esta república multiconfesional de seis millones de habitantes.

 

| 01/02/2019