Líbano

Un agente infiltrado ayudó a frustrar atentados terroristas en Líbano

El Ministro del Interior revela los detalles de la operación policial


El ministro libanés interino del Interior, Nouhad Machnouk, reveló cómo mediante un informante frustraron atentados terroristas durante las elecciones generales de mayo último.

Machnouk ofreció esas declaraciones el lunes, tras desmontarse la operación que anuló amenazas de acciones que hubieran dejado un saldo de centenares de víctimas.

Según el relato del titular, las Fuerzas de Seguridad Interna infiltraron a una persona en un comando terrorista radicado en la provincia siria de Idlib.

A principios de 2018, un integrante de Daesh identificado como Abu Omar contactó con una persona que trabajaba para la Inteligencia libanesa.

Tras ganarse su confianza, el agente intentó unirse al grupo terrorista en Siria, pero Abu Omar consideró que mejor se quedaba en Líbano para organizar ataques terroristas.

Nouhad Machnouk durante la rueda de prensa

En abril pasado, le pidieron que tomara imágenes de reuniones cristianas, de Hezbolá y del Ejército libanés.

Con la intención de atentar contra esas facciones, le enviaron un artefacto explosivo. Se trataba de un dispositivo de cuatro kilogramos de peso, camuflado dentro de un queso y lo entregaría un taxista.

Un equipo de la Inteligencia libanesa tomó el artefacto, después de obtenerlo del agente, pero dejó libre y bajo vigilancia clandestina al taxista.

El 5 de mayo, un día antes de las elecciones parlamentarias, el infiltrado informó que el dispositivo no funcionaba.

De ahí que el ejercicio comicial transcurrió sin dificultad alguna y los terroristas mantuvieron contacto con el agente.

El 17 de mayo le remitieron otro aparato letal incautado por los órganos de la seguridad.

De acuerdo con la revelación del ministro libanés, en junio no hubo más contacto con Abu Omar, al ser este último capturado por otro grupo terrorista.

En julio, volvieron los contactos con el agente para otro ataque con explosivos también incautados por la seguridad libanesa.

Los cabecillas del grupo terrorista solicitaron al infiltrado que viajara a Turquía y la Inteligencia libanesa decidió dar por terminada la operación.

Machnouk consideró oportuno revelar ese trabajo exitoso que impidió la realización de varios atentados y se salvaron las vidas de centenares de personas.

| 11/12/2018