Líbano

Emiratos Árabes Unidos pidió a una empresa israelí espiar al primer ministro libanés

La compañía Circles también espió a personalidades de los países del Golfo


El primer ministro interino, Saad Hariri, fue objeto de espionaje por una empresa asentada en Chipre, pero de propiedad israelí-estadounidense, denunciaron este sábado varios medios de información locales.

Según las informaciones difundidas, los órganos de seguridad de Emiratos Árabes Unidos (EAU) solicitaron a la compañía Circles interceptar las llamadas telefónicas de Hariri a partir de agosto de 2014.

Las primeras informaciones sobre el caso, refleja la publicación libanesa, corrieron a cargo del diario The New York Times.

Ahmed Ali al Habsi, del Consejo Supremo emiratí de Seguridad Nacional, pidió a la chipriota Circles “pinchar” los teléfonos de Hariri; del editor del periódico londinense “Al Arab” Abdul Aziz al Khamis; del príncipe saudita Mitaib bin Abdullah, hijo del fallecido rey Abdullah, y del emir de Qatar, Tamim bin Hamad al-Thani.

Emiratos Árabes Unidos pidió a una empresa israelí espiar al primer ministro libanés

La información también refiere que quienes presentaron querella por esa violación de privacidad, comprobaron que tres de los cuatro números interceptados pertenecen a las personalidades de los países del Golfo, mientras que el del primer ministro libanés no pudo corroborarse.

“...el 10 de agosto de 2014, Circles envió un correo electrónico al funcionario emiratí sobre el éxito en escuchar las llamadas telefónicas de Khamis”, dijo la fuente.

Hay evidencia de intentos de interceptar a los otros, pero ninguna intercepción real, destacó.
Para “pinchar” las llamadas, enviaron mensajes de texto a los objetivos con la esperanza de que hagan clic en el enlace, indicó The New York Times.

Si lo clicaban, “el spyware, conocido como Pegasus, se descarga en secreto y permite controlar las llamadas telefónicas, los correos electrónicos, los contactos e incluso escuchar y hasta ver conversaciones cara a cara”, apuntó la fuente.

Los mensajes de texto se diseñaron con mucho cuidado, agregó The New York Times, con invitaciones en apariencia inofensivas, con frases como “Ramadán está cerca - descuentos increíbles”, apunta el relato del periódico libanés.

| 01/09/2018