Opinión

Trump pierde los nervios tras la derrota de sus “herramientas” en Ghouta Oriental

Estados Unidos amenaza que Siria, Rusia e Irán lo “pagarán caro”


La derrota del grupo terrorista Yaish al Islam en Duma y la inminente liberación de toda la región de Gohuta Oriental por las tropas sirias, parece que irritaron al presidente de Estados Unidos que empezó a lanzar amenazas contra Siria, su presidente y sus aliados.

Donald Trump afirmó que los responsables del supuesto ataque químico en Duma “van a pagar un alto precio”, nombrando al mandatario sirio, Bashar al Assad, Rusia e Irán.

Trump acusa al presidente sirio Bashar al Assad de estar detrás del supuesto ataque químico en Duma, y culpa a Rusia e Irán de ser responsables por respaldar al mandatario sirio.

“Numerosos muertos, incluyendo mujeres y niños, en un ataque químico insensato en Siria. El área de esa atrocidad está sitiada, rodeada por el ejército sirio, lo que la hace completamente inaccesible para el mundo exterior”, publicó el mandatario estadounidense en Twitter.

Para Trump, “el presidente (Vladímir) Putin, Rusia e Irán son responsables por respaldar al animal (Bashar) Assad”. Tras este ataque, según él, habrá “un precio elevado a pagar”.

Trump pierde los nervios

Las autoridades sirias negaron su responsabilidad en el hecho y señalaron que la acusación es un intento descarado de obstaculizar el avance de las tropas regulares en la región de Ghouta Oriental, al este de Damasco.

También el Ministerio de Exteriores de Rusia afirmó que se trata de denuncias falsas que buscan justificar una posible intervención militar en Siria.

No obstante, Trump insiste en asestar un duro golpe a los que realmente combaten a los terroristas en Siria, amenazas que suele lanzar cada vez que los grupos armados pierden terreno en el campo de batalla, sin descuidar que las tropas estadounidenses dan protección a los remanentes de Daesh e impiden a las fuerzas sirias avanzar el este del río Éufrates, cerca de la frontera con Iraq.

Algo parecido ocurre en la base militar de Tanaf, en la frontera con Jordania, donde los terroristas no solo andan a sus anchas, sino también reciben asesoramiento y adiestramiento de los soldados norteamericanos allí ubicados.

Parece que Estados Unidos está perdiendo a sus herramientas en Siria y cuestiona entrar en la batalla “de forma abierta”.

| 09/04/2018