Opinión

La masacre de Sanaá: Al Saud rivalizan con Daesh

La agresión saudí comete nueva matanza en Yemen


El régimen de Al Saud que rige Arabia Saudita perpetró este sábado una sangrienta matanza en la capital yemení, Sanáa, superando en su salvajada acción al grupo terrorista Daesh.

La aviación militar saudí atacó, a sabiendas, la sala grande en la calle Jamsin donde tenía lugar una ceremonia fúnebre por la muerte del padre del ministro de Interior yemení, Yalal Ruaishan.

masacre saudí en Sanaá

Dos bombardeos convirtieron el lugar en un baño de sangre. Un tercer ataque fue dirigido contra los equipos médicos y de salvamiento que acudían a socorrer a los heridos.

Fuentes sanitarias atestiguaron que han visto decenas de cuerpos carbonizados en el lugar del ataque.

Este bárbaro crimen, sin la menor duda, se enmarca en el deseo saudí de “exterminar a los yemeníes” que se negaron a someterse a la voluntad de los Al Saud, ya que el asesinato en masa se llevó a cabo a conciencia en una funeraria llena de civiles dolientes que se encontraban en la sala “llorando un muerto”.

masacre saudí en Sanaá

Este tipo de matanzas es similar a las cometidas por el grupo terrorista Daesh en Siria, Iraq, y otros lugares, con el propósito de sembrar el terror entre los civiles y “abortar” cualquier resistencia a su dominio.

Los Al Saud, creadores de Daesh y sus colegas, llevan más de un año masacrando a la población yemení, atacando escuelas, lugares religiosos, hospitales y mercados… valiéndose de aparatos militares proporcionados por su aliado y cómplice en las matanzas, Estados unidos, y ante el silencio de la comunidad internacional.

| 10/10/2016