Opinión

Una victoria en Alepo neutraliza los planes de EEUU para dividir Siria

Los terroristas intensifican desesperados ataques contra la población civil


Durante los últimos cinco días, el grupo terrorista Frente al Nusra (filial siria de Al Qaeda) y otros grupos criminales bombardean intensamente los barrios civiles en la ciudad siria de Alepo, a 350 kilómetros de Damasco.

Estos indiscriminados ataques son un intento criminal y desesperado ante la ofensiva del Ejército sirio y sus aliados que los arrincona en sus últimas posiciones, después de que las tropas sirias lograran el control firme de la única vía que permitía a los terroristas en esta zona recibir suministros de todo tipo desde la frontera con Turquía, a unos 40 kilómetros en línea recta.

Los terroristas intensifican ataques contra la población civil en Alepo

Los significativos avances para establecer el control total sobre la estratégica carretera del Castillo, lo cual impide el acceso hacia las zonas en manos de los terroristas en la ciudad de Alepo, ha cortado la “vena turca”, la que abastecía a los terroristas de armas y provisiones.

Los grupos terroristas, liderados por el Frente al Nusra, intentaron por todos los medios posibles continuos contraataques con el empleo habitual de coches bombas conducidos por suicidas pero fueron rechazados una y otra vez.

Al tiempo y como una medida de distracción criminal intensificaron el bombardeo con morteros de fabricación artesanal y lanzacohetes individuales, hacia zonas de población civil y que tienen como resultado la muerte de más de 200 personas y heridas a una cifra superior de 500.

Una victoria en Alepo neutralizaría de manera efectiva los planes estratégicos a mediano y largo plazo que Estados Unidos y sus aliados regionales intentan aplicar para dividir Siria y provocar un caos institucional nunca antes visto en la región del Medio Oriente.

| 14/07/2016