Opinión

Secuestros, torturas y asesinatos en áreas sirias bajo el control opositor

Amnistía Internacional denuncia graves abusos cometidos por grupos armados


Los grupo armados que operan en las provincias septentrionales sirias de Alepo, Idleb y áreas próximas han llevado a cabo una “ola espeluznante de secuestros, torturas y ejecuciones sumarias”, afirmó hoy Amnistía Internacional (AI).

En su informe “La tortura fue mi castigo”, la ONG denuncia abusos cometidos por cinco organizaciones armadas que controlan partes de ambas provincias desde 2012: el Movimiento Nuredin al Zinki, el Frente del Levante, la División 16, el Frente al Nusra (filial siria de Al Qaeda) y el Movimiento Ahrar al Sham.

La ONG destacó que algunos de esos grupos han establecido sus propios “sistemas de justicia” y han creado centros de detención y fuerzas de seguridad en sus dominios.

miembros del grupo terrorista Frente al Nusra

“Muchos civiles viven con el temor constante de ser secuestrados si critican la conducta de los grupos armados en el poder o si incumplen las reglas estrictas que han impuesto”, dijo en la nota el director de AI para Oriente Medio y Norte de África, Philip Luther.

Algunas de las organizaciones que aparecen en el documento de AI reciben el apoyo de Qatar, Arabia Saudí, Turquía y de EEUU, pese a las pruebas de que están cometiendo violaciones de la ley internacional humanitaria.

Luther lamentó que esos mismos Estados estén implicados en las negociaciones para hallar una solución al conflicto en Siria y consideró que deben presionar a las brigadas armadas para que respeten la legalidad.

El informe recoge 24 casos de secuestro y de torturas en Alepo e Idleb entre 2012 y 2016, en los que algunas de las víctimas son activistas e incluso menores de edad, así como miembros de minorías.

Luther subrayó que “las esperanzas de que estas organizaciones respeten los derechos se han desvanecido, ya que de forma creciente se están tomando la justicia por su mano y cometen abusos graves”.

| 05/07/2016