Opinión

La situación en el Aeropuerto de Beirut está “bajo control”

Arresto de dos empleados sospechosos de estar ligados con grupo terrorista


Autoridades libanesas negaron que sea preocupante la situación de seguridad en el aeropuerto de la capital, Beirut, luego del arresto de dos empleados sospechosos de mantener comunicación con terroristas y contrabandear armas en dicha terminal.

Según el ministro de Obras Públicas de Líbano, Ghazi Zoaiter, la detención de los trabajadores demuestra que la seguridad en el aeropuerto internacional Rafic Hariri no es motivo de preocupación y que la situación allí está "bajo control".

El titular admitió, sin embargo, que esa instalación necesita de más equipamientos y mejoras para garantizar la plena seguridad.

Zoaiter destacó la importancia de proveer los fondos necesarios para construir un muro en los perímetros de la terminal aérea y comprar sistemas de escaneo y transporte de equipajes.

La situación en el Aeropuerto de Beirut está “bajo control”

La seguridad del aeropuerto arrestó a dos empleados bajo sospechas de contactar con grupos terroristas y temer que urdieran atentados similares a los de Bruselas, se informó hoy.

Según fuentes policiales la detención de los dos ciudadanos libaneses ocurrió hace dos días y al menos uno de los hombres trabajó para una agencia que proveía servicios en la terminal aérea situada en el sur de Beirut.

Los aparatos de seguridad recibieron información de que esas personas se comunicaron con grupos terroristas, sin precisar cuáles y cuándo, y dijeron que prosiguen las investigaciones bajo "la máxima confidencialidad" para revelar más detalles.

El ministro del Interior Nuhad Mashnouq había prometido realizar todos los esfuerzos posibles para solucionar posibles fallas de seguridad en la terminal Rafic Hariri, horas después de conocerse los atentados suicidas del aeropuerto bruselense de Zaventem.

Mashnouq dijo que ordenó "elevar la disposición de seguridad" allí, mientras llamó a todas las agencias especializadas a "mantener los más altos niveles de alerta y vigilancia, y mejorar las medidas preventivas".

La situación en el Aeropuerto de Beirut está “bajo control”

Por su lado, el jefe de la Seguridad General, mayor general Abbas Ibrahim, advirtió que proveer todas las necesidades a las agencias de seguridad es la garantía de que Líbano disfrute de un clima de relativa estabilidad.

"Basta realizar una comparación rápida de la situación de seguridad aquí y en la región para entender la importancia del trabajo llevado a cabo por las agencias", indicó Ibrahim.

Recordó que efectivos policiales persiguen actualmente a varias redes terroristas a partir de la información recibida y confían en que se puedan alcanzar más éxitos en el enfrentamiento al terrorismo, el último de ellos la detección de una célula en el norte del país.

"Nuestra estrategia yace en activar la seguridad preventiva, las agencias deben tomar la acción en vez de recurrir a la reacción", explicó Ibrahim justo cuando la artillería del ejército bombardeó la periferia de la aldea de Al-Qaa, en Ras Baalbek, donde se movían terroristas armados.

| 11/04/2016