Inicio
Al Ahed News
spanish.alahednews.com.lb
 
Inicio Libro de visitantes Lista de correo rss لrabe Francais English facebook
Inicio
Descubren reservas de petróleo cerca de la costa de México Una desconocida función de los pulmones EEUU sanciona a 30 empresas y once personas Ascienden a 84 los fallecidos por las lluvias en Perú Teherán abre sus puertas a más turistas foráneos Turquía, Arabia Saudita y Qatar quieren sabotear las negociaciones de paz Mubarak sale en libertad seis años después de la revolución egipcia La coalición intensifica sus ataques aéreos en la provincia siria de Raqqa Tensa calma en Ain el Helwe tras una noche de enfrentamientos armados Seis miembros de la Guardia Nacional de Rusia mueren en un ataque en Chechenia
Categorias >> Tecnología
Minimizar las letras Maximizar las letras Imprimir
Un nuevo material transforma una flor en una batería
Este material combina las señales eléctricas con las señales de la propia flor

Un equipo de investigadores del Laboratorio de Electrónica Orgánica de la Universidad de Linköping (Suecia) ha conseguido fusionar las señales electrónicas que envían y procesan los dispositivos electrónicos que conocemos con las plantas, para crear unos polímeros semiconductores que convierten las flores en auténticas baterías. Nos adentramos en el campo de la electrónica orgánica.

Transformar una rosa en una batería

El nuevo material combina las señales eléctricas con las señales de la propia flor y las convierte en señales electrónicas corrientes.

En 2015 los expertos consiguieron que una rosa generase componentes clave de los circuitos electrónicos. Ahora, un miembro de este equipo, Roger Gabrielsson, ha conseguido avanzar en este estudio con el desarrollo de un material especialmente diseñado para convertir flores en circuitos eléctricos.

¿Cómo lo han conseguido?


Manipulando las proteínas contenidas en las tilacoides (las estructuras presentes en las células vegetales y que son causantes de la captura y almacenamiento de la energía del sol), los científicos consiguieron interrumpir la vía por la que fluyen los electrones. Además, las tilacoides modificadas fueron inmovilizadas en un soporte diseñado con nanotubos de carbono (50.000 veces más finos que un cabello humano).

Una vez insertadas en el soporte de nanotubos de carbono, estos actuaron como un conductor eléctrico, capturando los electrones liberados por el material vegetal y enviándolos por un cable.

Este nuevo material permitirá en el futuro utilizar la energía de la fotosíntesis para alimentar una célula de combustible o incluso registrar y regular el crecimiento y otras funciones internas de las plantas.

2017-03-04 | 20:30 min
Nombre
Correo electrónico
Titulo del comentario
Comentario
código de confirmaciَn

Más leído
Mes Semana 24H
Relacionados
Una desconocida función de los pulmones
El cuerpo avisa cuatro semanas antes del infarto
Una red inalámbrica 100 veces más rápido que el Wi-Fi
El yogur puede combatir la depresión
Varios modelos de teléfonos se venden con ‘malware’ preinstalado
Redes sociales
Facebook
Twitter
Categorías
Líbano
Norteamérica
América Latina
Asia
Oriente Medio
Enlaces
www.alahednews.com.lb
french.alahednews.com.lb
english.alahednews.com.lb
www.moqawama.org
Estadística
última actualización : 2017-03-24 Hora : 20:56
Búsqueda
Subir